café, feria/fetival/congreso, mercado, Uncategorized

IMPORT COFFEE COMPANY (BELGRANO): vive la experiencia del café

IMG_20181114_184447233

Hace algunos años (no muchos más de 130), si te encontrabas en el centro de la ciudad y deseabas llegar al “partido” de Belgrano debías atravesar el arroyo Maldonado, cruzando algún puentecito precario, acompañado de los ecos de “la Maldonado”, una bravía española que según cuenta la leyenda arribó junto a Pedro de Mendoza y quién sabe por qué causa, fue abandonada en las márgenes de este río, sobreviviendo a los yaguaretés , a los querandíes y otras incongruencias.  Belgrano conserva aún el extraño privilegio de haber sido la Capital del País, durante un corto período de antiguas grietas que siempre se recrean como el eterno retorno de los estoicos.

Por el norte, esa Antigua Belgrano era recorrida por el arroyo Vega que traía hilos de agua desde lo que hoy es Agronomía con sus ubicuos bañados, y el Arroyo Medrano, cuya pestilencia recorría unos cuantos kilómetros desde La Matanza. Mucho antes de que se convirtiera en el barrio de los caserones de tejas y de los aljibes que eternizara Cátulo Castillo en el famoso tango. Y mucho antes de la llegada del tango, José Hernández vino a vivir al barrio, adquiriendo una casona en la que murió luego de proferir sus últimas palabras: “Buenos Aires, Buenos Aires!” Y en la que posiblemente escribiera su obra magna, el Martín Fierro.

Poco antes de su muerte, el escritor donó parte de sus tierras para favorecer a los humildes productores que no podían acceder a los costosos puestos del antiguo Mercado Modelo, un poco antes de la creación del Mercado de Abasto. Se creó así la Feria Modelo de Belgrano, una precaria toldería de lonas y tinglados que fue creciendo hasta convertirse en lo que conocemos como Mercado de Belgrano, en medio de la plaza Noruega, en la intersección de las calles Ciudad de la Paz y Amenabar.

A partir de 2017, resultado de un esfuerzo entre una cooperativa de comerciantes y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el antiguo mercado se transformó en un espacio gastronómico de varios locales y un patio de comidas, que, pese al remozado, aún conserva el secreto encanto del barrio antiguo, en congruencia con locales de comidas gourmet, de autor, verduras orgánicas, carnes y pescados, vinos y productos de una excelente calidad.

IMG_20181019_180059300

Como amantes del café de especialidad, nos adentramos en Import Coffee Company, una isla en donde descansar luego de las compras y disfrutar de uno de los mejores cafés de la ciudad. A diferencia de otros locales de la firma, en donde solo sirven el Café Illy (de tueste tipo italiano, fuerte y cenizo, buen café, excelente para bebidas con leche, pero no es de nuestra preferencia en espresso), en este caso se nos permite zambullirnos en el universo de los cafés tostados (con un tostado más adecuado a nuestro gusto) por Preto, que verdaderamente marcan la diferencia. De las muchas veces que fuimos, hemos probado variedades de Uganda (en Chemex y V60 es la gloria), Brasil (rico y equilibrado) y Colombia (buen dulzor, ácido y chocolatoso), en excelentes espressos, de los mejores capuccinos que hemos probado (cremoso, dulce y bien ejecutado) y también filtrados realizados por la mano siempre eficiente de su barista Gabriel (ganador de premios y excelente en su trato y predisposición). Con su humildad enseña, guía y ofrece incansables charlas sobre el maravilloso mundo del café. Barista de verdad y no de mote.

IMG_20190216_110822278IMG_20190216_104436346IMG_20181215_123635298IMG_20181029_215939494IMG_20181019_182122985

Las dimensiones del local invitan a rodear la barra, que es la verdadera estrella del lugar. Una brillante máquina “La Marzoco” preside la magia, si bien también se comercializan máquinas de espresso marca “Ascaso” para uso familiar. Si la barra no es tu lugar, hay un par de mesas rodeadas de estantes para tentarte con los diferentes cafés que podés llevar a tu casa, chocolates importados, cookies y algunas delis. Minimalismo con ambiente blanco y luces cálidas con sillas cómodas.

IMG_20190216_103442006_BURST000_COVER_TOPIMG_20181215_131450044IMG_20181215_123359827IMG_20181029_223025290

Si el café te despierta el apetito, no podrían faltar las medialunas, o los rolls de canela, alfajorcitos, cookies, scons, todo de muy buen sabor y frescura. Y si tu espíritu se alimenta de más café y querés adentrarte en las profundidades del conocimiento, se ofrecen talleres durante el año para todos los niveles, clínicas para la preparación de un buen espresso, o de los diferentes tipos de filtrados o de aproximación a las experiencias sensoriales que el café te puede brindar; siempre de la mano de especialistas calificados en el tema. Seriedad garantizada.

Import Coffee de Belgrano es el encuentro obligado, no solo para los vecinos del barrio sino para todos aquellos que disfruten de un paseo por el mercado más glamoroso de Buenos Aires o deseen culminar su rutina gastronómica con el mejor café. Una luz en el camino, un atalaya entre tanto asfalto: vive la experiencia del café.

 

*****

Import Coffee Company – Mercado de Belgrano

Juramento 2527 (Belgrano)

CABA.

logo

café, pastelería, Uncategorized

ESTILO BARISTA: la experiencia suma

IMG_20180718_154902025

Se puede definir, a grandes rasgos, que un Barista es un profesional especializado en la elaboración de la bebida del café. El mismo, es un experto desde la barra donde elabora las preparaciones con café hasta el salón del local donde las sirve y da las explicaciones pertinentes al cliente. Su trabajo consiste en conocer a la perfección la máquina espresso y la gestación del “café espresso” y todas sus variantes lácteas (capuccinos, lattes, etc.) y es el responsable de convertir cada taza en una obra lista para ser disfrutada. Para ello, se encarga de buscar la calidad del café por su origen; el tratamiento recibido en cuanto a procesamiento y lavado o secado del grano (beneficio), el tipo de tueste y el método de elaboración adecuado para extraer sus características organolépticas. Así como también, tiene que revisar el agua, su temperatura, la frescura del producto, la emulsión de la leche y el punto de molienda del grano, entre muchos otros factores. Además, es el responsable de crear la carta de cafés del establecimiento incluyendo los cócteles con café. También tiene la capacidad de preparar todas las variantes de cafés filtrados (V60, Aeropress, Chemex, etc.).

Como corolario, en la mayoría de los casos (no es una obligación) el baristase encarga de decorar con arte latte la taza de café.

Y, en definitiva, su objetivo final reside en que cada taza de café se convierta en una experiencia única para los clientes.

Esto sucede en Estilo Barista, hay baristas calificados y la experiencia final de tomar un café bien preparado es muy buena.

Esta cafetería, que se encuentra en el centro porteño sobre la 9 de Julio, cuenta con todo lo que uno espera de una cafetería de especialidad: configuración minimalista, espressos, lattes, capuccinos, flat white y todas las preparaciones que se acostumbran en estos reductos. La carta, además, despliega opciones de smothies, tés gourmet, limonadas, jugos, cerveza “Antares” y hasta affogato (crema helada + espresso de café). Las bebidas se pueden acompañar con buenos productos de pastelería, macarrons (bien preparados, de varios sabores a elegir), medialunas, alfajores, chocolates finos en tabletas, cookies, muffins, etc.

El café es un grano tostado por All Saints, con un perfil de tueste elegido por Estilo Barista. Es un café de origen colombiano, Guanés cultivado a 1800 m., sumamente equilibrado (quizás no cuenta con una acidez tan chispeante característica de los cafés colombianos). Pedimos un espresso y estaba correcto.

Además, probamos un Matcha Latte muy bien ejecutado, sabor a té con leche, más áspero y ayerbado con un dejo a alga marítima. Interesante complejidad de sabor. El matcha es el té verde japonés el cual, a diferencia de otros tés, conserva todas sus propiedades y beneficios intactos ya que en su producción se lo seca con su hoja entera y luego se lo procesa en forma de polvo muy fino. Esta forma de manufactura garantiza sus beneficios como antioxidantes (evitan el estress), aporta L-teanina (aminoácido que relaja y da energía), ayuda a reducir el colesterol y estimula con más pureza que el café, entre otros beneficios.

IMG_20180718_151821699IMG_20180718_152412165

Si hablamos del local, este se yergue sobre la calle Cerrito, y cuenta con mesas y sillas de madera sobre la vereda, cómodas. Dentro un ambiente pequeño pero acogedor de estilo inspirado en cafeterías americanas, donde el espacio está aprovechado al extremo (mesas apretadas). Cuenta con dos barras con sillas altas, y mesas bajas con algunos sillones a la pared y sillas de madera. Hay paredes cuyos ladrillos acarician los espacios, otras revestidas en madera lustrada aportan finura. Hierro, madera, plantas y más madera es un concepto eficaz y que otorga calidez. Muchos enchufes para el que necesita conectarse (o desconectarse). Hay un mostrador exhibidor de bebidas, comidas dulces y saladas. En la barra principal se aprecia una máquina espresso Simonelli Aurelia II.

IMG_20180718_151210628IMG_20180718_151218382_BURST000_COVER_TOPIMG_20180718_151416791IMG_20180718_153141021IMG_20180718_152644393IMG_20180718_152640826

La atención es por mozo, y también el mismo barista se acerca amablemente a explicar las cuestiones cafeteriles. Trabajan con tarjeta, tienen servicio take away, y el tiempo de espera es correcto. Venden café en grano y té premium para llevar.

IMG_20180718_152435722

Contando con dos años de antigüedad en el rubro, Estilo Barista es un lugar plácido, y tiene la ventaja de estar en un enclave de privilegio en la ciudad (donde no moran muchas cafeterías); un espacio interesante al aire libre con sus mesas en la vereda y con una atención muy correcta. Un lugar que cumple en servicio y calidad siempre está más que recomendado.

 

****

Estilo Barista

Cerrito 1224 (Recoleta)

CABA.

logo

café, Uncategorized

SHOUT Café & Espresso Bar (Una reseña parcial).

 

IMG-20180223-WA0004

Nos recomendaron este lugar en Maipú al 979, pero fuimos por la tarde, así que solo podemos reseñar la cafetería de especialidad. En una próxima entrada habremos de comentar la experiencia como restaurant.

 Impacta desde el comienzo la ambientación. Ha sido una casona que luego de una elegante restauración nos permite disfrutar de 3 niveles solo en la planta baja (hay otros niveles superiores y una terraza pero no accedimos en esta vez). Antes de solicitar tu orden (acá no hay mozos que te tomen el pedido) vas a observar un enorme mostrador reciclado de madera en donde se destaca un exhibidor con las ofertas en pastelería (Cookies, budines, croissants y muffins). Del otro lado del mostrador se avizora una hermosa máquina espresso de leva manual Rancilio, donde preparan el café Illy, protagonista de nuestra experiencia. En la pared opuesta vas a poder elegir las diferentes opciones de café por sobre unas mesas y sillas altas, tanto calientes (espressos, lattes y capuccinos), como los solicitados cold brew “tuneados”(café fríos de extracción prolongada), creaciones del barista con ingeniosos nombres tales como Cocoliche (en base a leche de coco y cabuta funky syrup), Superhijitus (café, jarabe oriental, tónica y piel de pomelo), Julepe (al que se le agrega cilantro, agave, jarabe de pimienta negra y jugo de pomelo), Arribeños (con fernet, café y ginger beer), y para los que prefieren el té también hay ofertas: Milonga (té blanco, pomelo), Girondo (con té verde y jugo de lima) y el Guevara (con hibiscus y jugo de naranja). ¡Toda una coctelería!

IMG-20180223-WA0006

Si pensas que con esos nombres te van a matar con los precios, estás equivocado. No llegan a los 100 pesos, lo mismo que el espresso a 45 que es un precio más que accesible. Si ya pediste tu orden, podés quedarte a tomarla en ese salón, o pasar a través de una puerta corrediza al siguiente, mucho más íntimo con pisos de parquet de madera clara y asientos mucho más cómodos. Un poco más atrás hay otro salón con una barra que a esa hora estaba vacío, pero se podía observar que por la noche también funciona. Ofrecen servicio para llevar o “take away” además y aceptan tarjetas.

 Mientras esperás, podés ir viendo en la carta las otras opciones de desayunos y meriendas (porteño, light y americano), tostados y algunas promo para consumir en el salón o llevar a otro sitio. Todo a precios más que asequibles.

 Pedimos un espresso y dos tragos “Cocoliche” más una porción generosa de budín de limón que estaba demasiado rico y con la humedad justa.

IMG_20180222_163730711

Todos saben que el café Illy es de excelente calidad (esperabamos que el barista nos dijera cómo se conformaba el blend o de qué origen era el grano que nos ofrecieron, pero él tampoco lo sabía). La extracción estaba correcta en temperatura y cantidad aunque la espuma podría haber estado un poco más cremosa y persistente. El aroma discretamente ahumado y algo achocolatado invitaba a probarlo de inmediato. Una nota algo dulce al comienzo se transforma en un sabor predominantemente amargo que muy pronto pasa a tener la acidez justa que no impide la salivación. Al bajar la temperatura, el amargo le da paso a las notas más amaderadas y de frutas rojas que persiste en el retrogusto. Se sirve a la usanza italiana: en vaso de vidrio. Una buena experiencia.

 El “Cocoliche” es un verdadero logro coctelero; al comienzo se te llena la boca del frescor dulzón de la leche de coco y el jarabe, ideal para el calor. El café aparece al final como una presencia sutil que permanece hasta un tiempo después. Una bebida realmente equilibrada que no es muy común de encontrar en otros lugares de especialidad.

IMG_20180222_163709858

Otro de las curiosidades originales del lugar son los recipientes de azúcar saborizado que vas a encontrar en las mesas. Hay de avellanas y de cardamomo, ambos con un aroma exquisito. Aunque no le pongan azúcar al café (como se debería) destápenlos y déjense acariciar por esos aromas.

IMG_20180222_171617720

En resumen, Shout tiene todo lo que hace falta para ser una cafetería de la tercera ola. Al ofrecer una sola marca de café, lo limita a la hora de ofrecer las enormes variantes que te brindan otros bares de especialidad, pero lo compensan con los cold brew, la decoración, la selección de jazz como música de fondo y la posibilidad de elegir el ambiente en donde te sentís más cómodo.

 

****

 Maipú 979

Shout Café & Espresso Bar (Retiro)

CABA

logo