bar, café, cervecería, coctelería, comida internacional, hamburguesas, Uncategorized

CAMINO MOTOR COFFEE: restaurante motoquero o el abrumador instante de recuerdos motorizados

Un buen menú, sencillo, pero bien pensado, un camino. Y el camino nos lleva a San Isidro, a la ribera del Río de la Plata, donde por la calle Primera Junta, un pequeño polo gastronómico se eleva como un faro apuntando hacia la costa (ese mismo faro en el que hoy funciona una heladería).

En un hangar enorme, plagado de curiosidades modernas y antiguas, motos y más motos, chucherías y mecanismos, rodados y juegos de azar del antaño querido, escaparates, luces que ambientan un aroma a pasado y presente fierrero, se impone Camino Motor Coffee, con un rastro de taller de motos de las buenas.

Allí hay lugar para una barra suculenta con tragos inspirados en la nocturnidad misma, una cafetera Saeco semiprofesional que asoma detrás de su propia barra como promesa de buen café (aunque no lo probamos). Estanterías y vitrinas con cascos, curiosidades, juguetes, gorras, recorren el gran salón de techado abrumador culminado por chapas arqueadas dando la sensación de estar en un gran taller donde se oculta alguna nave alienígena o las mismas vicisitudes del tiempo. La turba de mesas, sillas y sillones cómodos salpicadas por todo el ambiente es interrumpida por motos de exposición y demás objetos legendarios y alguna que otra chatarra pintoresca. Hay un primer piso con más novedades y un salón aparte, con juegos como el sapo, flipper, tejo y metegol para recordar otras épocas. De noche, con las luces en su esplendor debe ser una sinfonía de estímulos sensoriales, que nuestra hora de visita no nos dejó apreciar. En esta época un lugar así de ecléctico es poco menos que cautivador.

La comida es bien sencilla, wraps, una docena de platos principales elaborados, bastantes hamburguesas, ensaladas, finger food en general, cervezas tiradas, gaseosas, tragos y aguas. Las burgers son motoqueras y esto se observa desde su presentación con un pan cuadrado y casi de otro tipo de plato (inferimos que no usan siempre el mismo, y además nos contaron que la noche anterior quedaron detonados por tanta cantidad de gente y no tenían algunos ingredientes, bien por avisar). El medallón es decente no muy amasado, de buen sabor, con toppings bien pensados (simple con cheddar, huevo y cebolla y otra con brie, rúcula, originales papas pay de buen sabor), y con un pan que no resistió del todo la humedad global (un punto a mejorar). En definitiva, una buena Burger que podríamos categorizar como de paso o motoquera (una parada obligatoria para los fans de las dos ruedas).

También nos deleitamos con sus quesadillas de pollo acompañadas con verdes y guacamole, de buena masa y exquisito relleno. Una ensalada completísima estilo italiano cumplido muestra buena experiencia gastronómica general.

La cocina tiene sus platos fijos, pero van agregando o sacando platos especiales y bastante sofisticados por períodos y los findes hacen algunas delicias al horno como pizzas a la leña ya que recientemente armaron un hermoso horno de barro y ladrillo que emerge como un domo (un Sauron que nos mira con su ojo) en la parte posterior del salón.

No nos queda más que decir que fue una grata experiencia, en un lugar que se asemeja a un museo con retazos de circo, salón de antigüedades y cruza con taller mecánico, pero es ni más ni menos que un restopub que no los va a dejar de asombrar cuando entren y se pierdan en cada instante de recuerdos motorizados.

****

Camino Motor Coffee

Primera Junta 1118 (San Isidro)

Buenos Aires.

bar, cervecería, coctelería, hamburguesas, Uncategorized

LA ESQUINA: de la Burger roquera

IMG_20190214_165204237

¿Bar?

Una ochava entera donde se susurra música deleitable, conocida. Pintada de negro. Adentro, sillas de metal coloridas, colorinche. Etiquetas, pegatinas de todo tipo, que recuerdan que el hardcore estuvo haciendo fuerza en los noventas y que el punk siguió viviendo.

IMG_20190214_162217021_BURST000_COVER_TOPIMG_20190214_162058838IMG_20190214_161955349IMG_20190214_161812101

Lo multifacético del lugar tiene tiempo para plantas que cuelgan como junglas y dan vida a un ambiente rockero de cemento, cervezas y hamburguesas. Pero no es una cervecería ni una hamburguesería, aunque se codee con ello. Si bien en su carta hay una jugosa oferta de burgers carnívoras y veggies con originales toppings, panchos tuneados y papas inundadas de ingredientes, el lugar nos recibe con música alta pero plausible, con estímulos sensoriales que nos retrotraen (a los más jovatos al menos) a las noches de Cemento y Die Schule, al rock y la bebida, a lo oscuro y por qué no, a lo prohibido. ¿Qué hay en esos antros que atrapa a la gente? La Esquina, sin llegar a tener esa opacidad y misterio, cumple completamente con la semejanza, como stopeada en el tiempo, como sumida en formol, con la premisa roquera y lugar de encuentro y relajo (para amigos, parejas, y solitarios y sus remembranzas), de noctambulaje etéreo sin tiempo y ¿de pecado?

Claro que hay pecado con un buen menú de hamburguesas con misteriosos y originales ingredientes (que llaman, que atraen y nos dejan dudando por cuál decidirnos) de estos edificios de carne y acompañamientos gourmet: fontina, provolone, ananá, coleslaw, sirachas, aderezos maleables, todos están invitados.

Y desde que fuimos las primeras veces (el ambiente no cambia, la atención es buena), desde aquellas Cheese Burgers ricas, de buen gramaje y abundantes pesajes, pero con demasiado mostakechup embadurnando el todo, pero dejando denotar un buen producto, hasta las novedosas burgers más contundentes (un medallón alto) que recientemente probamos. La denominada “La Esquina”, con el coleslaw que lo dice todo, acidez, cremosidad, frescor; el fontina de calidad, rico, y más rico, panceta y el crispy de la cebolla que acierta la crocancia, la carne en su punto irrumpe en la boca como una llamarada de sabor. Muy bien casi 10, felicitado (originalísima). Y “La King”, clásica, con lechuga, tomate (rodajones demasiado grandes), panceta, pepino, cheddar, cebolla fresca, mayo y kétchup, cumplidora (emula a un Whopper pero bien hecho, caserito y logrado).

IMG_20180708_204113976_LLIMG_20180708_204255337_LLIMG_20190214_162809440IMG_20190214_162812927IMG_20190214_163223010IMG_20190214_163023029

¿Las papas? Rústicas y de buena faena, acompañan bien sin ser de alto octanaje.

Hay buena birra, ofrecen media pinta (¡¡¡al fin alguien!!!) y con precios acordes. Tragos clásicos de bar de antes (noventas también). Gaseosas y aguas.

Ensaladas por las dudas y lo mejor de todo es el precio: Burger con papas y bebida sin alcohol $250, con birra $300. No abunda esta oferta por algo bien hecho y de calidad. Un bar (porque en definitiva es un bar) que cumple, sin ser su función la de competir con las grandes hamburgueserías, pero juega bien en un ambiente distinto y descontracturado.

IMG_20190214_162129317

Creemos que hay que darle oportunidades a las cocinas que están fuera de los circuitos clásicos y de moda. Hay otra luz, otros terrenos como La Esquina, rockeros, que remembran no solo las hamburguesas clásicas y las gourmets reversionadas sino también un pasado melancólico, pero orgullosamente actualizado.

 

****

La Esquina

Gorriti 5608 (Palermo)

CABA,

logo

cervecería, comida internacional, empanadas, hamburguesas, Uncategorized

THE STAND: empanadas de lo que quieras, ¿vos de qué querés?

IMG_20180607_131841896

¿Empanadas de chile de carne, de curry de pollo, de pizza de pepperoni y de cheese burger? Quizás en otros tiempos sería un suicidio plantear un menú tan reformulativo que salga de la empanada típica de carne o sus variaciones de pollo, verdura y choclo.

En el afán de buscar lugares originales, pero que conserve el cuidado del producto y el buen servicio (también investigando un poco) nos topamos con THE STAND. Anclado entre las inmediaciones de Palermo y Almagro, este bar de preparaciones rápidas impresiona como una fonda, local de comidas al paso, cervecería o casa de empanadas. Es todo eso junto, mixado, y mucho más. Porque The Stand tiene un ambiente semi industrial, con tintes de rotisería familiar y gente que retira sus pedidos de take away (tienen muy buenas opciones de viandas para llevar).

En un ambiente de música afable, tranquilo y de buena atención, lo más llamativo son sus empanadas originales, con platos enteros dentro de ellas, rellenando no solo los repulgues sino las sonrisas de asombro de los comensales.

Hay muchas opciones tentadoras, pero las cuatro que pedimos eran sencillamente sabrosas y admirables con respecto a la similitud del plato que estaban destinadas a representar. La de Pizza con Pepperoni, no dejaba de ser un relleno con queso muza, chorizo tipo italiano, salsa y condimento, pero era una explosión de sabor, como si una pizza inundara el paladar haciendo una irrupción de sabores complejos y exquisitos, pero sin la masa característica del clásico italiano. Originalísima. La Cheese Burger, literalmente, era una burger típica con cheddar dentro de una empanada, con otra consistencia, pero muy lograda en sabor, se derretía en la boca (como dicen los hamburgueseros), haciendo honores con creces. La de Chile de Carne Suave era una gloria hecha empanada. Imagínense un estofado de carne, estilo tex-mex, contundente, picoso, con textura de guisado de varias horas, todo agrupado dentro de una tapa de empanada. Impresionante. Y como no me quedan mas adjetivos, solo diré que la de Curry de Pollo Suave era un curry de pollo de gran sabor, pero era una empanada. Las otras opciones deberían estar a la altura y tendremos que volver para comprobarlo. Hay que destacar que por la consistencia de cada relleno, a lo mejor, el mismo no estaba distribuido homogéneamente en toda la empanada, pero es de entender ya que son características intrínsecas de cada uno, y esto es solo un detalle menor.

IMG_20180607_125339612IMG_20180607_125915891IMG_20180607_130048091IMG_20180607_130442471_HDRIMG_20180607_130447173IMG_20180607_130705974IMG_20180607_130951985

Como también tenían sándwiches exóticos, platos del día llamativos y burgers, tuvimos que pedirnos una de estas últimas y elegimos la SP Mac, con cheddar y panceta, pero le sacamos el jalapeño. Debo decir que, si bien el pan no era el típico de hamburguesa, sino uno tipo figaza chata, la burger cumplía: rico sabor, lindo gramaje y punto de cocción, sin mucho condimento, mucha panceta aceptablemente dorada y buen queso. No mucho más, no es una hamburguesería, pero es una buena opción para cuando hay hambre.

IMG_20180607_125432445IMG_20180607_125344089

Ofrecen gaseosas, 3 canillas de cervezas y también en botellas, aguas, y cuentan con tarjeta. Pedidos telefónicos y por alguna que otra aplicación de celular. Los precios son accesibles.

IMG-20180607-WA0000

Un lugar para nada pretencioso, que callado está enfocado en lo que quiere. Jugado con sus propuestas, pero definido y eso es lo genial. Nos encontramos con un bar familiar, descontracturado, en donde saben lo que hacen, gente de gastronomía que ofrecen productos que invitan a sorprendernos y claro, a volver.

 

****

The Stand

Av. Córdoba 3528 (Almagro)

CABA.

logo

 

hamburguesas, Uncategorized

BURGERTIFY: Burger 8 bits

IMG_20180320_144151630_HDR

Si estás en un laberinto, hambriento, perseguido por fantasmas de colores, con ganas de comer hamburguesas; si estás en una plataforma donde un mono te arroja catástrofes y con demasiadas ganas de deglutir hamburguesas; si estás en una patineta o corriendo en bosques, nubes y castillos, con un hacha, hambriento, pisando sapos venenosos y saltando pisos movedizos, y realmente querés una hamburguesa; y si estás con un casco en un mundo medieval , hambriento, luchando con necromantes y esqueletos, y necesitás hamburguesas, quizás no estás en un juego de arcade de los 80, pero estás muy cerca, porque te encontrás en Burgertify.

IMG_20180320_143450733_BURST000_COVER_TOP

Y si estás allí, estás dentro de una de las 5 mejores hamburgueserías de Buenos Aires, a pesar de los pocos meses de comenzado este game. Está bien arriba por el sabor majestuoso de su carne, por su gran forma de cocinar la panceta que cruje y llena corazones, por su buena barbacoa casera (se recomienda pedirla aparte para no invadir el conjunto), por la onda única del local y su buen producto en general.

Nosotros pedimos la NES que sale con 200 g de carne (2 hamburguesas smash de 100 g cada una), cebolla grillada (puede ser crispy también), panceta, doble cheddar y también una Trifuerza, igual pero todo triple (más huevo). El sabor es único, de las mejores. La carne se desarma en boca y tiene un toque de pimienta, poco amasado y es bastante grasosa (de las más), con un punto excelente. El pan (con semillas de sésamo tostado) es muy bueno y acompaña realmente bien, pero es altamente mantecoso y pesado (aunque no opaca la gran Burger). Se agradecería más cheddar porque se pierde un poco, quizás son demasiado finas las fetas. También se diluye el sabor de la cebolla.

IMG_20180320_144452883IMG-20180321-WA0023IMG-20180321-WA0050IMG_20180320_144720669IMG-20180321-WA0048

Igualmente, estos detalles no oscurecen el gran sabor de este excelente concepto hamburgeseril nuevo. Nos quedamos con las ganas de la Donkey, la cual es una doble hamburguesa entre dos donas glaseadas, una locura tentadora.

IMG-20180321-WA0035

El local es pequeño (pronto requerirán mudanza por tanta demanda o nuevo local), en negro y verde, con cocina a la vista, ambientado en juegos de arcade ochentosos y la pixelación que otorga el mundo 8 bit (hasta se puede jugar a los fichines en un a TV especial para esta empresa). También los nombres de la burgers hacen alusión a ello. Dentro hay sillas altas estilo cervecería y algunas más cómodas afuera, donde hay tres mesas. En horario de 14.30 en día de semana se puede ir a comer tranquilamente sin esperar demasiado.

IMG-20180321-WA0033IMG_20180320_143247126

La atención es correcta por sus dueños venezolanos.  La carta se encuentra en un letrero que cuelga arriba de la caja. Tienen cuatro canillas de birra tirada, gaseosas y aguas. Aceptan tarjetas. El sistema de expendio es por ticket y te llaman por un número que tiene el mismo. Buenos precios ya que todas la burgers incluyen una abundante porción de ricas papas fritas (buena y cómoda presentación del combo).

IMG-20180321-WA0047

Realmente un hallazgo entre las últimas hamburgueserías que abrieron, con excelentes comentarios en general, se supo acomodar bien arriba de la tabla. Está en un top 5 virtual y puede seguir evolucionando y verdaderamente ganarles a los luchadores medievales, fantasmitas o monos más poderosos…

 

*****

Burgertify

Costa Rica 5827 (Palermo)

CABA.