bar, café, Uncategorized

THE SHELTER COFFEE: donde el tiempo se refugia

IMG_20180620_131351511

Sobre la coqueta y pintoresca calle Arroyo, en donde uno parece caminar sobre un museo arquitectónico, y las galerías de arte socaban vidrieras, la tranquilidad de un feriado nos llevó a otro mundo. Casi llegando a la 9 de Julio, un reloj y unas sillas custodiando la vereda auguran un lugar casi mágico. De la tranquilidad de las callejuelas de Recoleta al atravesar la puerta de The Shelter Coffee la sensación era como si en cualquier momento Harry Potter y sus pócimas o James Bond con música de Portishead gateando por el aire nos recibirían en este espacio de otro tiempo, de otro lado. Una ambientación inspirada en bar inglés antiguo, con todos los detalles cuidados, sillones Chesterfield que rebozan comodidad, sillas y mesas refinadas en madera oscura, barra clásica, azulejos en colores marrones acompasando los detales de las maderas y los muebles añejados.

IMG_20180620_131712218IMG_20180620_131718263IMG_20180620_131727954_LLIMG_20180620_135715566_BURST000_COVER_TOPIMG_20180620_135834698

Se respira ambiente, se suspende el tiempo; un poco de Londres recorre el aire respirado tan solo unos instantes (eternos). Afuera un ventanal magno solo deja ver una calle despobladamente detenida. Quizás no queremos que se termine la experiencia, el sillón hunde nuestros cuerpos, la música alta pero amable permite charlar, disfrutar. Muchos extranjeros con sus flat white, muchas parejas maduras con su diario y su relajo matutino; solo falta un puro (y una varita o el auto de Bond estacionando en la puerta).

Luces intimistas cómodas a las retinas, penumbras y sombras que se esconden para luego despertar, pero siempre nos resguardan.

IMG-20180620-WA0051IMG-20180620-WA0042IMG_20180620_135606905IMG_20180620_133444712_LLIMG_20180620_133424378_LL

Con una carta para llevar como souvenir que contempla varias opciones de café de especialidad, ensaladas, bebidas, tragos, cold brew, y sándwiches. Con amable atención y disposición. Con un café Colombia de beneficio lavado, de altura (región Cauca, Típica Caturra, Finca “El Tambo”, grano a la venta por $280 el cuarto), aromático, herbal, con buen cuerpo, intenso, potente, de una profundidad envidiable, acidez frutal marcada pero deliciosa, chocolates, frutos secos y finish suave y agradable. El baguetín de pollo de calidad, cremoso, con morrones asados, mayonesa y buenos condimentos. Acompañando un agua limonosa.

 

IMG-20180620-WA0039IMG_20180620_135609729IMG_20180620_132009810_BURST000_COVER_TOPIMG_20180620_133419554_LL

Un lugar con mística, accesible, casi oculto, casi lejano, pero certero. Distinto de otras cafeterías de especialidad y singular, saliendo de la “onda” tipo industrial. Por eso es mágico, por el ambiente exótico y refinado, por sus baños tapizados en cuadrille escocés, por sus griferías, por sus lámparas que enfocan y se van y no nos dejan, por sus blancos y sus negros, por los detalles, como cualquiera y como nadie, en donde hasta no sorprendería ver a Harry tomar un espresso o una cerveza de mantequilla junto a un Dementor apaciguado y feliz.

 

*****

The Shelter Coffee

Arroyo 940 (Recoleta)

CABA.

logo

café, comida internacional, Uncategorized

CAFÉ REGISTRADO: la “fábrica” de café

IMG_20180407_112125595

El café es una bebida compleja porque, desde su origen, la planta del cafeto es una especie compleja. El cinturón cafetero ocupa una relativamente angosta franja que se extiende rodeando el Ecuador, entre los trópicos. Fuera de ese margen, muy pocas regiones son aptas para el cultivo de este preciado arbusto. Asimismo, no solo el clima es crucial a la hora de obtener una buena cosecha, sino que la altura determina muchas de sus características organolépticas. Y como si esto fuera poco, no todas las bayas maduran al mismo tiempo, por lo que la recolección mecanizada, tal como se la plantea en la cosecha de cereales es poco menos que impensable. Por esta y algunas otras razones, la mayoría de los cultivos se encuentran en manos de fincas, cuyos administradores se encargan de obtener los mejores granos a través de un cuidado cultivo, nunca exento de riesgos ambientales o biológicos.

En cada gota de café que cae en nuestra taza se refleja el cultivo milenario, el trabajo de centenares de campesinos encargados de la recolección y de los complejos procesos que llevan a “transformar” la baya colorada del cafeto en el grano más seleccionado y cuidado que llega en bolsas de arpillera viajando desde remotísimos lugares, hasta su tostado y posterior extracción ya sea a través de la máquina espresso o de los numerosos métodos de filtrado.

CAFÉ REGISTRADO, desde su amplio local de Costa Rica y Ravignani, supo entender al café desde el interior de la tierra, mucho antes del inicio de la plántula bendita. En contacto con las fincas nos trae las diferentes variedades de café: Limu, Guji (también de excelente performance en filtrados como V60) y Abyssinian mocca sundried, desde la finca Moplaco, propiedad de Heleanna en Etiopía, o desde la Finca Los Pirineos, propiedad de Gilberto Baraona en El Salvador, los Bourbon, Orange y red, con beneficio Honey y Washed respectivamente. Recientemente incorporaron un Brasil, variedad Red Catuaí de proceso natural (finca de Augusto Borges). Todos estos de excelente calidad y tostados por ellos mismos, en su sala de tostados a través de la DIEDRICH IR12 con el software Cropster, garantía de tostado perfecto.

Para no dejar nada librado al azar, el predio cuenta con un laboratorio propio en donde permanentemente se realizan análisis exhaustivos tanto del grano verde como del grano tostado. Y para completar, una escuela con certificación de la SCA (Specialty Coffee Association) a través de la cual se capacita a todo aquel interesado en aprender y formarse como profesional del café (y por lo que se experimenta también a su propio personal).

 IMG_20180408_114340672

Como simples consumidores, al entrar advertimos la profesionalidad. Un espacio ambientado para la comodidad que nunca reniega de su origen de antigua fábrica, reciclada como tantos predios del barrio de Palermo. Tres islas de servicio, la principal, la barra de preparados y la sala de tostado, presiden el lugar, delimitando las áreas de consumo en donde se reparten cómodas mesas, altas y bajas, un living con un sector de exposición de productos y en un entrepiso, la escuela y el laboratorio. El aroma de buen café invade los sentidos y la buena predisposición del personal es un plus que no se puede soslayar.

 IMG_20180407_101945355IMG_20180407_101958195IMG_20180407_102157886IMG_20180407_112006254IMG_20180407_112001405IMG_20180407_102335323IMG_20180407_102402072

Desde su carta se pueden elegir todos los tipos de café, calientes y fríos. Espressos, filtrados y también licuados y jugos. En horas del mediodía y de la noche también existen opciones de comidas, que reservaremos para una reseña posterior.

 

CAFE REGISTRADO es diferente en muchos aspectos. Entre ellos, el más importante es que todos los camareros saben lo que ofrecen. No hay dudas a la hora de responder las preguntas y las recomendaciones que dan son siempre calificadas. Otro de los aciertos es que no hay necesidad de pedirles agua y además ofrecen un bocado de cortesía (en este caso un bombón de merengue achocolatado de gran sabor). Suelen ofrecer dos variedades de grano al día que van rotando, con las cuales preparan todos sus cafés. Tienen la mayor opción de filtrados de casi cualquier cafetería de especialidad incluyendo la Vandola (artefacto hecho de arcilla, con un porta filtro, mango y boquilla, con cuello angosto para que el filtro encaje. Con inspiración en arte Precolombino. Resultan cafés de sabores delicados).

 En cuanto al café, pedimos un espresso Limu (de Etiopía), cuyo aroma a madera y campos de cereales nos invadió, dejando para después el frescor de la miel recién cosechada. Con una crema dorada y persistente, nos adentramos a degustarlo incrementando la experiencia. En boca, parecía que todas las notas se agolpaban al mismo tiempo, con una acidez de frutos intercalada con el dulzor similar a las cañas de azúcar, dejando un regusto muy agradable como de cacao. También pedimos un Caramel Machiato, muy correcto, con una espuma persistente.

 IMG-20180421-WA0005IMG_20180407_102810781IMG_20180407_103217227

Como acompañamientos, pedimos unas medialunas de excelente calidad (todo un logro en la bollería de hoy en día) y un budín de limón y amapola memorable.

 IMG_20180407_103026499_HDRIMG_20180407_103031765IMG_20180407_103122900

Todas las variedades de café que se sirven en el local, también se pueden llevar para consumir en casa, ya sea en granos o molido como lo desees.

 IMG_20180428_124525148

Los precios están un poco por arriba de la media, pero vale la pena la experiencia. Aceptan tarjetas de débito y hay sillas altas para los más pequeños y mucho espacio en las veredas para los fumadores y amantes del aire libre. Tenemos entendido que abrirán una sucursal en Palermo.

 IMG_20180407_103550596

La esquina de Costa Rica y Ravignani fue el lugar de alguna antigua fábrica que hoy luce remozada y con olor a café. Es una esquina más de Palermo, como tantas otras, pero para nosotros es la esquina en donde se unen las ganas de tomar buen café con los que saben lo que hacen a la hora de ofrecerlo.

 

******

Café Registrado

Costa Rica 5901 (Villa Crespo)

CABA.

logo

 

café, Uncategorized

FERIA FECA: solo café!

IMG_20180519_103353949

Las ferias suelen mezclar sentimientos, sabores, tradiciones y a mucha gente. En este caso la Feria FECA organizada por el GCBA en la plaza República del Perú, nos trajo una interesante mezcla de cafés, cafeterías, pastelería y bollería. Cafés (de diversos orígenes, calidades, blends), bares notables, cafés más comerciales, pero todos unidos para promocionar y dar a descubrir las distintas variantes de cómo se puede tomar esta bebida revolucionaria y tan arraigada a la cultura porteña.

Atinadamente se llevaron a cabo distintas charlas sobre todos los aspectos del café y talleres con la participación del público. Se habló del espresso correcto y sobre el café que tomábamos en Argentina (amargo, largo y sobreextraído, preparado así nomás); que desde la irrupción del Barista profesional se está cambiando la forma de pedir y exigir un café elaborado de manera adecuada, sin perjudicar el producto, tratando de sustituir los paradigmas vigentes en donde por un alto precio nos acostumbramos a tomar un café de baja calidad. En esta charla participaron gente de Illy, Tienda de Café y la cafetería de especialidad Negro.

IMG_20180520_181556709_LLIMG_20180520_173714637IMG_20180519_104447994IMG_20180519_121457030

También hubo charlas sobre los distintos tipos de filtrados y su forma de prepararlos en el hogar. Se habló sobre los diversos orígenes del café y el cinturón cafetero (regiones donde crece el cafeto), e incluso sobre la sustentabilidad en la producción del café. También sobre la salud y el café, y el auge del café frío.

Hubo tiempo para charlas sobre el café que se toma en Italia con la participación amena y llena de anécdotas del chef Donato de Santis.

IMG_20180520_173034121

Participaron en esta segunda edición varias cafeterías de especialidad (obviamente a las que fuimos sin dudar y con las que en la mayoría coincidimos en su visión de cómo se debe preparar y tomar el café), las cuales ofrecieron los mejores cafés del fin de semana:

MOTOFECA, ya hicimos una reseña de su local y en esta oportunidad charlamos de café con uno de sus dueños y con gran disposición nos contó que hacen cursos en su local del Centro, en donde también se pueden ver las jornadas de tostado. Bebimos un Bolivia muy bueno. Croissant de almendras relleno con crema pastelera excelente. Con un Nicaragua en versión filtrado. El domingo tenían un Brasil de Minas sacado en formato espresso.

BOTE, siempre con su buena onda. Probamos un espresso Sierra Nevada, colombiano riquísimo, a un precio muy conveniente. Tenían los latte de otoño (tuneados, con muy buenas combinaciones). Pastelería de las mejores.

IMG_20180519_125544725

CIGALÓ, (del cual ya hicimos una reseña de su local), presentaron solo aeropress y chemex, el sábado y el domingo sumaron su exquisito blend (El Salvador, Etiopia Goji, Etiopia Limu). Además su pastelería lograda. El Nitro Cold Brew (modalidad temperatura ambiente) y su cremosidad se llevó nuestros aplausos. Su atención como siempre fue muy amable.

IMG_20180519_114753477IMG_20180519_110811383

HÁBITO, con su buena predisposición, y un Nicaragua de beneficio Natural excelente, un lujo para la feria, también ofrecido para la venta. Pastelería insuperable, incluso tenían budín de choco y alfajores sin TACC.

IMG_20180519_103830394IMG_20180519_103904038_HDRIMG_20180519_103907684

ZAVALIA CAFÉ, una de las grandes sorpresas fue poder conocer esta cafetería y la buena atención de su dueño y empleados que amablemente charlaron un rato con nosotros. Presentaron un Honduras, beneficio lavado, aromático, picoso, tostado por ellos, de los mejores de ese origen que hemos probado. Sirve para espresso y filtrados (lo tenían a la venta). Contaban con pastelería.

IMG_20180519_105011440IMG_20180519_105009559_BURST001IMG_20180519_105013903_BURST001

IMPORT COFFEE COMPANY, conocidos por su rico café Illy y sus chocolates, esta vez no probamos su café, para nosotros ninguna novedad.

IMG_20180520_172956373_BURST000_COVER_TOP

USINA CAFETERA, con pastelería que se veía muy bien y uno de los pocos que no pudimos probar (fuimos el domingo a por eso, pero la cantidad de gente que llenaba casi todos los stands no nos permitió llega a ese café, aunque ya conocemos su buen producto del local de Av. Triunvirato).

LA UNION, tenía una muy buena pastelería y café Puerto Blest de garantía.

De nuestros preferidos y uno de los pioneros que nos han enseñado a tomar café del bueno, NEGRO con su blend nos ofreció la calidad de siempre.

IMG_20180520_173343364

PUERTO BLEST, uno de los precursores en traer a la Argentina distintos orígenes, allanando el camino para el café de especialidad, y sus artículos para café como máquinas espresso y elementos cafeteriles.  Tenían a la venta pavas, cafeteras de filtrado (aeropress, chemex, V60), papel de filtro, tampers, termómetros, etc. Ofrecían una experiencia sensorial del RITUAL DE CAFÉ LAVADO NATURAL con dos filtrados distintos. Presentaron también un Cóctel de café, cafés de orígenes americanos a la venta y Cold Brew.

IMG_20180519_113605932IMG_20180519_113557199IMG_20180519_113510106

Notables: LOS GALGOS, LAS VIOLETAS, GATO NEGRO, de los cuales no probamos el café, pero estaban muy bien presentados y destacaba su excelente pastelería y chocolatería.

IMG_20180520_172930028IMG_20180520_173110145

TOSTADO CAFÉ, la patisserie LA MARGUERITE, CABRALES, entre otros, ofrecían sus productos.

IMG_20180520_173456633_HDRIMG_20180520_172940754

CAFETERAS ASCASO, mostraba sus máquinas espresso para el hogar de 20 bares de presión.

IMG_20180519_114257676

La Asociación de hoteleros, restaurantes, confiterías y café (HRCC) mostraba un breve Camino Sensorial desde el café verde pasando por el tostado, hasta el molido, de Brasil y Colombia.

IMG_20180520_173501826_HDR

EXIGÍ BUEN CAFÉ, con artículos, libros, tazas, cafeteras, completaba la diversidad de stands.

Los FOOD TRUCK acompañaban con helados, chocolates, burgers, tequeños, arepas, sándwiches, pizzas, etc: COMPAÑÍA DE CHOCOLATES, PIZZA PARADISO, NOMADE, COCINA INQUIETA, por nombrar algunas de las alternativas.

IMG_20180519_124210408_BURST001IMG_20180519_111812448

En resumen, una buena jornada de feria, con el foco puesto en lograr un café de calidad y que la gente se acostumbre a ello. Mucho café con leche (aproximadamente por lo que se dijo en las charlas, un 70 % lo consume así), por lo que todavía queda un largo trecho para poder apreciar el café de una manera diferente, obviamente respetando los gustos de todo el mundo.

IMG_20180519_114749884IMG_20180520_173900940_HDR

Una feria que trató de que la gente aprecie un café con sus aromas y sabores a pleno, con su dulzor propio, tratando de educar sobre el café de especialidad y las forma de preparar el café. Mucha gente la disfrutó, especialmente abarrotado el domingo siendo el sábado una mañana fría y tranquila donde el sabor del café nos cobijó plenamente del viento y el sueño sabatino (y hablando de eso, estuvo presente Gaby Sabatini fanática del café).

 

*****

Feria FECA – 2da. Edición

Plaza de La Republica del Perú (Palermo)

CABA.

logo

 

café, Uncategorized

PLÁCIDO CAFÉ BAR: una plácida pausa

IMG_20180508_143256040

Iniciar y mantener un emprendimiento relacionado con el café de especialidad no es algo fácil. Acceder al buen café, se está volviendo cada vez más asequible. Importadores y tostadores ofrecen sus mejores productos. Los baristas están cada vez más capacitados para extraer lo mejor de cada grano. Pero esto solo no basta. Una buena cafetería debe implicar también una buena ubicación, un ambiente confortable, una variedad de preparaciones, acompañamientos de calidad y una lograda atención, producto del amor por lo que se hace y de la paciencia suficiente como para “educar” a los clientes a la hora de ofrecer la mejor manera de disfrutar el café.

IMG_20180508_144335803_BURST000_COVER_TOP

“Plácido, café bar” en la esquina de Juncal y Uriburu, reúne todas estas condiciones desde hace casi un año. El buen café y el buen tostado lo ofrece Puerto Blest, garantía de calidad y variedad. Tomamos un espresso de Perú (Cajamarca), aromático con notas de almendra y chocolate (y unas sutiles notas florales) con una acidez presente y agradable, proveniente de frutos cítricos, que se profundiza a medida que la temperatura va descendiendo. Buen cuerpo. La extracción fue muy correcta, con excelente crema, dorada y persistente servido en tradicionales pocillos de porcelana blanca que permite apreciar los colores. Hay también variedades de Nicaragua y Colombia para llevar en grano o molido. Pedimos también un cappuccino, muy bien preparado, con una espuma duradera, aterciopelada y de rico sabor, decorado con un cuidado arte latte.

IMG_20180508_142442637IMG-20180515-WA0014IMG-20180515-WA0015

El ambiente es sencillo y agradable. Mesas con sillas cómodas alternan con una barra central (con sillas altas en madera pintada) y otra barra frente al ventanal desde donde desfila el ritmo de la esquina ante nuestros ojos. Tras la barra muy ordenada y minimalista, una cafetera Appia II de Simonelli, donde se crean los cafés de Plácido. Destaca dentro de la ambientación bicromática, una pared con un gran mural colorido y moderno que le da una impronta personal al local. Hay música, pero no invade. Nada perturba la calma del lugar (incluso en un día muy lluvioso, como en el que nos tocó visitarlo).

IMG_20180508_143117956

En cuanto a los acompañamientos, se exhiben budines, alfajores, cookies, medialunas, brownies. Destacamos el carrot cake, esponjoso, húmedo y realmente delicioso, y la cookie maorí de chocolate, almendrada y con un original crocante de cereales, un gran logro. Con lo poco que probamos nos arriesgamos a aseverar que es unos de los mejores lugares en cuanto a la pastelería/bollería que puede acompañar a nuestra bebida estrella. Todas las variantes de café habituales se presentan en la carta escueta pero completa: una tabla con las hojas abrochadas y coloridas, con una innovación que pocos tienen: se puede pedir leche de almendras para quien no tolera la lactosa o simplemente la leche no le gusta. Completan la carta, variedad de sándwiches, tostados (incluso de pan integral), jugos naturales, yogures y barras de cereal (opciones sin TACC) y demás bebidas clásicas.

IMG-20180515-WA0017IMG-20180515-WA0016IMG-20180515-WA0019

La atención es esmerada y con la paciencia necesaria, teniendo en cuenta que abundan los “sacrílegos” que aún piden el famoso americano en jarrito o que le calienten el café porque está frío. Con buena predisposición explican los diferentes tipos de elaboración del café (y las formas correctas de prepararlo para resaltar las características del producto) y están siempre atentas a lo que el cliente necesita.

Establecidos en una zona donde no abundan las buenas opciones cafeteriles, cuentan con un amplio horario de atención y abren también los sábados.

Y para todos aquellos que quieran adentrarse un poco más en el maravilloso mundo del buen café, Plácido ofrece cursos de filtrado con diferentes métodos (chemex, V60, aeropress y prensa francesa), estrechando de esta manera la relación entre barista y cliente.

Las condiciones para un buen emprendimiento se cumplen en su totalidad. Solo resta pasar por la esquina de Uriburu y Juncal y detenerse un rato en una plácida pausa. Plácido se encarga de poner el café y todo lo demás. Inclusive si llueve, aquí hay un acogedor resguardo.

 

*****

PLÁCIDO Café Bar

Juncal 2107 (Recoleta)

CABA.

logo

café, Uncategorized

CIGALÓ, Specialty Coffee. Barrios de pie

 

IMG_20180311_114012360

Hubo una vez una autopista que no fue. Cientos de casas expropiadas, algunas demolidas. La tristeza de un barrio partido al medio por la absurda conjunción entre la megalomanía y la burocracia. Muchos años después a alguien se le ocurrió rescatar los restos de la vergüenza y comenzar a renovar ese sector de la ciudad en donde Villa Urquiza camina hacia Belgrano en una galería de casas bajas y veredas decoradas con diferentes especies de árboles. Y justo en una esquina, como en la mayoría de los tangos, se erige el bar en donde el barrio se detiene alrededor de un pocillo de café. Solo que el acostumbrado cafetín, en este caso, cambió la sordidez de las baldosas percudidas y la vidriera triste que recibe el resoplo del malevo traicionado, por una imponente estructura de vidrio y cemento en donde el sol de la mañana se entrecruza con las paredes blancas y las hojas siempre verdes de las plantas.

Cigaló apostó al barrio, transformando el insulso cafecito sin pretensiones en un auténtico templo en donde el café es un objeto para adorar, entre los agradecidos habitantes de un barrio que vuelve. Con una estética renovadora, en donde todo parece vincularse, observamos un afuera que apenas se diferencia del adentro. Los vidrios enormes configuran un sitio de unión, en lugar de separar. El salón está repartido entre un abajo y un arriba, entrepiso que se extiende sin dejar de pertenecer al todo. Al igual que la barra, centro de lugar y punto de encuentro de todos los focos de la mirada. Un loft integrando la calle con las columnas.

El amplio pizarrón nos muestra las diferentes variantes de lo que se ofrece. En el área cafetería, las opciones de espresso y los cold brew. Los filtrados con casi todos los métodos más comunes y una inusual variedad de tés y bebidas frías. A la hora de comer, hay opciones de ensaladas y sándwiches fríos y tostados, con carne o veggies. Amplia bollería fabricada in situ.

IMG_20180311_114019334IMG_20180311_114016636IMG-20180311-WA0014

Pedimos un espresso, un cappuccino, un machiato acompañado por croissant, pan de chocolate y pan de queso. El sistema de expendio es por ticket y tienen un inteligente sistema de información para los que recién se aproximan al mundo del café de especialidad: te muestran una tacita igual a la que vas a recibir en tu pedido. Sin sorpresas posteriores para los que se quejan de que es corto o piden que le llenen el pocillo.

IMG-20180311-WA0010

Ese día ofrecían un blend propio: 50% El Salvador y el resto (no dijeron el porcentaje) repartido entre dos varietales de Etiopía. En taza presentaba una buena crema, dorada y persistente. El aroma predominante era a madera y frutos. Llama la atención la sensación aterciopelada en boca, algo dulce, predominando la acidez en una etapa posterior, recordando frutos frescos, para dejar lugar a un amargor suave y persistente. Buen cuerpo. Buen blend.

Las variantes con leche que probamos, el machiatto y el cappuccino, ejecutadas adecuadamente con las características del café. Una buena extracción y en la proporción justa. Arte latte simpático.

La pastelería se destaca por su elaboración. Buenos ingredientes y de calidad hacen la diferencia a la hora de comparar. El pan de queso (en realidad era un chipa) fue uno de los más ricos que probamos: en donde el queso estaba presente y no era una sutileza como en muchos otros lugares.

La atención es muy cordial. Se preocupan por brindarte información acerca de lo que pedís. El barista está a mano y sabe muy bien su profesión. Se guarda algunos secretitos cuando el cliente es algo preguntón como nosotros, pero es comprensible a la hora de tener que atender a mucha gente. Facturan y aceptan tarjetas de crédito.

IMG_20180311_114027830

En definitiva, Cigaló apostó al barrio y ganó. Hace muy poco tiempo que están, pero se les augura una buena permanencia en el difícil propósito de llevar el buen café a los barrios.

 

****

Cigaló Specialty Coffee

Holmberg 2004 (Villa Urquiza)

CABA.

logo

café, Uncategorized

SHOUT Café & Espresso Bar (Una reseña parcial).

 

IMG-20180223-WA0004

Nos recomendaron este lugar en Maipú al 979, pero fuimos por la tarde, así que solo podemos reseñar la cafetería de especialidad. En una próxima entrada habremos de comentar la experiencia como restaurant.

 Impacta desde el comienzo la ambientación. Ha sido una casona que luego de una elegante restauración nos permite disfrutar de 3 niveles solo en la planta baja (hay otros niveles superiores y una terraza pero no accedimos en esta vez). Antes de solicitar tu orden (acá no hay mozos que te tomen el pedido) vas a observar un enorme mostrador reciclado de madera en donde se destaca un exhibidor con las ofertas en pastelería (Cookies, budines, croissants y muffins). Del otro lado del mostrador se avizora una hermosa máquina espresso de leva manual Rancilio, donde preparan el café Illy, protagonista de nuestra experiencia. En la pared opuesta vas a poder elegir las diferentes opciones de café por sobre unas mesas y sillas altas, tanto calientes (espressos, lattes y capuccinos), como los solicitados cold brew “tuneados”(café fríos de extracción prolongada), creaciones del barista con ingeniosos nombres tales como Cocoliche (en base a leche de coco y cabuta funky syrup), Superhijitus (café, jarabe oriental, tónica y piel de pomelo), Julepe (al que se le agrega cilantro, agave, jarabe de pimienta negra y jugo de pomelo), Arribeños (con fernet, café y ginger beer), y para los que prefieren el té también hay ofertas: Milonga (té blanco, pomelo), Girondo (con té verde y jugo de lima) y el Guevara (con hibiscus y jugo de naranja). ¡Toda una coctelería!

IMG-20180223-WA0006

Si pensas que con esos nombres te van a matar con los precios, estás equivocado. No llegan a los 100 pesos, lo mismo que el espresso a 45 que es un precio más que accesible. Si ya pediste tu orden, podés quedarte a tomarla en ese salón, o pasar a través de una puerta corrediza al siguiente, mucho más íntimo con pisos de parquet de madera clara y asientos mucho más cómodos. Un poco más atrás hay otro salón con una barra que a esa hora estaba vacío, pero se podía observar que por la noche también funciona. Ofrecen servicio para llevar o “take away” además y aceptan tarjetas.

 Mientras esperás, podés ir viendo en la carta las otras opciones de desayunos y meriendas (porteño, light y americano), tostados y algunas promo para consumir en el salón o llevar a otro sitio. Todo a precios más que asequibles.

 Pedimos un espresso y dos tragos “Cocoliche” más una porción generosa de budín de limón que estaba demasiado rico y con la humedad justa.

IMG_20180222_163730711

Todos saben que el café Illy es de excelente calidad (esperabamos que el barista nos dijera cómo se conformaba el blend o de qué origen era el grano que nos ofrecieron, pero él tampoco lo sabía). La extracción estaba correcta en temperatura y cantidad aunque la espuma podría haber estado un poco más cremosa y persistente. El aroma discretamente ahumado y algo achocolatado invitaba a probarlo de inmediato. Una nota algo dulce al comienzo se transforma en un sabor predominantemente amargo que muy pronto pasa a tener la acidez justa que no impide la salivación. Al bajar la temperatura, el amargo le da paso a las notas más amaderadas y de frutas rojas que persiste en el retrogusto. Se sirve a la usanza italiana: en vaso de vidrio. Una buena experiencia.

 El “Cocoliche” es un verdadero logro coctelero; al comienzo se te llena la boca del frescor dulzón de la leche de coco y el jarabe, ideal para el calor. El café aparece al final como una presencia sutil que permanece hasta un tiempo después. Una bebida realmente equilibrada que no es muy común de encontrar en otros lugares de especialidad.

IMG_20180222_163709858

Otro de las curiosidades originales del lugar son los recipientes de azúcar saborizado que vas a encontrar en las mesas. Hay de avellanas y de cardamomo, ambos con un aroma exquisito. Aunque no le pongan azúcar al café (como se debería) destápenlos y déjense acariciar por esos aromas.

IMG_20180222_171617720

En resumen, Shout tiene todo lo que hace falta para ser una cafetería de la tercera ola. Al ofrecer una sola marca de café, lo limita a la hora de ofrecer las enormes variantes que te brindan otros bares de especialidad, pero lo compensan con los cold brew, la decoración, la selección de jazz como música de fondo y la posibilidad de elegir el ambiente en donde te sentís más cómodo.

 

****

 Maipú 979

Shout Café & Espresso Bar (Retiro)

CABA

logo