bar, café, coworking, pastelería, Uncategorized

Coffee Town Palermo: la ciudad del café

IMG_20181103_181640477

La innovación tiene sus réditos. A veces es mejor asociarse, aglutinarse, sumar fuerzas para logras ciertos objetivos.

Abrir un local en pleno Palermo, a metros de plaza Serrano, tiene su grado de jugada, pero también de irrumpir gratamente en el mercado de oferta y demanda con bastante tino, sobre todo si se tiene una buena base de experiencia. Y quién mejor que Coffetown, que de cafeterías sabe bastante largo y tendido. Así las fragancias de cafés del mundo mundial nos llevaron a la calle J. L. Borges en el local recién salido del horno de estos pioneros del café (hace muy poco abrieron, así que aún se están acomodando).

IMG_20181103_181822991

El lugar nos sorprendió de movida, ya que la fachada de la cafetería es en realidad la de un banco (comparte espacios con un banco cuya parte operativa se encuentra en la planta alta), donde una pre entrada nos recibe con varios cajeros automáticos. En la calle están dispuestas varias mesas y sillas siempre llenas (fuimos dos veces). Pasando estos, se abre un gran y largo salón donde la innovación y el cuidado de los espacios lo es todo. Parece que uno entra a otro mundo, pues el resto de Palermo queda fuera y olvidado por esta paz que se respira entre cómodos sillones, altas banquetas super confortables, diferentes espacios de soledad y no tanto, ambientes distintos alejados de la misma lejanía, enchufes de todo tipo para conectarse con el mundo (mientras uno está sumamente desconectado), todo destinado a la tranquilidad y la placer de la relajación escapando de las multitudes (la cafetería está pensada también como un espacio coworking). Buena música, buen aire, luces cuidadas, decoración sobria.

IMG-20181105-WA0007IMG-20181105-WA0012IMG_20181103_181738897IMG_20181103_181719602_BURST001IMG_20181103_181714298IMG_20181103_181709077IMG_20181103_172000249IMG_20181103_172043141IMG_20181103_181629923IMG_20181103_181632254IMG_20181103_171956482

Y como si esto fuera poco, sirven uno de los mejores y más variados cafés de especialidad que podamos encontrar en Buenos Aires. Un combo imperdible que enseguida se ha convertido en uno de nuestros espacios favoritos.

También porque la atención es más relajada y bastante superior que las vorágines entendibles de la sucursal madre en San Telmo.

También porque tienen un patiecito trasero que invita a quedarse horas en bancos eternos y silencios gratificantes.

IMG_20181103_181727349IMG_20181103_181734988IMG-20181105-WA0006

Y encima pudimos darnos el gusto de tomar el soberbio café Laurina (de la Isla Reunión) nuevamente y cada vez nos convencemos más de que este varietal es de lo mejor que probamos en el año, sino el mejor (lo pedimos nuevamente en V60 y preparado de forma magistral por uno de sus mejores baristas). Flores, dulce, licor, dulce y finalmente su finish herbal y de caña magistral. También pedimos su café de la semana que era un Etiopía en espresso que nos reafirma que los cafés africanos son de nuestros predilectos.

IMG_20181103_180441867

Ofrecen como siempre un montón de orígenes en todos los filtrados posibles, bebidas frías, espresso de la semana, blend Coffetown, pastelería de primera al igual que los baristas (y prontamente tendrán más novedades).

IMG-20181105-WA0008

IMG_20181103_181638173

Acompañamos con un muy buen budín de limón y por el placer de encontrar estos recovecos donde nada más importa que el momento en la ciudad del café.

 

*****

Coffee Town

Jorge Luis Borges 1660 (Palermo)

CABA.

logo

café, coworking, Uncategorized

CAFÉ FLOR: el tiempo te dará la razón y un buen café

IMG_20180430_175003011

Desde hace algún tiempo los espacios de cotrabajo (coworking) arribaron a Buenos Aires en muchas formas y opciones. La mayoría de ellos ofrecen varios ambientes, algunos al aire libre, apartados o compartidos, acceso a enormes montos de megas de internet, secretaria virtual, recepción de correo, lugares de descanso, etc. Todos ellos mediante un pago mensual acorde con el uso que uno le quiera dedicar. Muchos freelancers, profesionales independientes, empresas jóvenes y hasta artistas de diversas disciplinas deciden compartir su espacio de trabajo con otros, en muchos casos para abaratar los costos de una oficina o también para vincularse un poco y alejarse de la apabullante soledad de la pantalla de la computadora.

IMG-20180501-WA0034

Café Flor, desde el concurrido barrio de Palermo, ofrece además una vuelta de tuerca que lo hace único en su rubro. Por un lado, el pago es por hora, media jornada o una jornada completa y además la oferta global nos lleva al café de especialidad con barista profesional incluido y algunas opciones para acompañar gastronómicamente la experiencia del cotrabajo.

IMG_20180430_174953905IMG_20180430_174952342

La ambientación invita a quedarse. Soberbiamente cuidada al detalle, luces refrescantes, música sutil, colores pastel. Desde el ingreso, los dueños (franceses, muy gentiles y dispuestos a orientarte) te explican el concepto del lugar y la dinámica. En lo que concierne al trabajo, hay varios espacios, con mesas y sillas cómodas, comunitarias o aisladas, un patio interno, barras, sala de conferencias y boxes por si querés aislarte un poco más. Todo esto en dos niveles, con el agregado de una buena conexión de red para que no tengas problemas, plantación de enchufes por todo el ambiente, televisor e impresora.

IMG_20180430_175013791IMG_20180430_175213923IMG-20180501-WA0036IMG-20180501-WA0033IMG-20180501-WA0038IMG-20180501-WA0042IMG-20180501-WA0035

En cuanto a lo gastronómico, la magia proviene de un trío perfecto: la Appia II de Simonelli, el café de Puerto Blest y las manos del barista que configuran el café a la medida de tus gustos. Desde el inefable espresso (el día que fuimos estaban sirviendo un Nicaragua, redondo, bien equilibrado), pasando por todas las variantes lácteas (macchiatto, latte, flat white, cappuccino, que también probamos y estaba muy bien ejecutado) y si no te gusta el café (vade retro satanás) también hay chocolate o ice black tea. No ofrecen opciones de filtrados.

IMG_20180430_175006991_HDR

Y si de comer se trata, vas a encontrar un buffet muy variado en donde podés preparar tus propias tostadas y ponerles lo que te guste (quesos, varios tipos de mermeladas, etc.), o si preferís las medialunas o las cookies, encontrarás las mejores; aunque si tu opción es más natural vas a poder disfrutar de frutas de estación, yogurt y granolas. También te podés servir una muy apetitosa limonada o jugos.

IMG_20180430_175516400IMG_20180430_182115296

La modalidad es simple: en cuanto llegás te dan una tarjeta que luego presentás cuando salís. Las opciones son: una hora (café y buffet libre) por $100, medio día de 3 horas (café y buffet libres + un snack gratis) por $250 o todo el día (más de 5 horas) también con café y buffet libre y dos snacks de cortesía, en este caso por $450. Teniendo en cuenta que además de la comodidad, el café es excelente, los productos son de calidad y la atención cordialísima, los precios son muy convenientes.

IMG_20180430_182739013_LL

Como todos los de su especie, los horarios son los de oficina, de 9:30 a 20 hs. (los sábados abren a las 11 hs.). Si tu actividad te exige estar conectado con una empresa de China o de Japón, o si sos un atormentado escritor de novelas policiales que solo se inspira en la sordidez de la noche, tendrás que hacer tu trabajo desde tu propia oficina o estudio, pero cuando terminés igual pasate por Thames y Costa Rica para saborear tu cappuccino de la mañana, y salir de la vorágine capitalina. Una experiencia distinta, innovadora y altamente recomendable.

 

*****

Café Flor

Thames 1824 (Palermo)

CABA.

logo