cervecería, hamburguesas, Uncategorized

HJ BURGER & GRIDDLE: sorpresa de hamburguesas y pepitos

Generalmente, y muchas veces, la movida hamburguesera o de comidas rápidas está dominada por los influencers y opinólogos de este tipo de gastronomía, un clásico en el que la juventud juzga y fundamenta sobre sus gustos y características cuasi morfológicas de estos platos compuestos por pan y carne a la plancha. También es sometido por fans, algunos tendenciosos y oportunistas que mueven sus arcas por conveniencia y negocios, dejando de lado algunas alternativas no tan populosas, de moda o que simplemente no participan o se subyugan ante estas tendencias.

Es el caso de HJ Burger, anclado en Palermo a pocas cuadras de la comercial avenida Santa Fe, pero lejos de los grandes monstruos hamburgueseros palermitanos que tanto clamor y fanatismo provocan, dispone de unas instalaciones sencillas con el tan afamado estilo cervecero, con mesas altas y baja en hierro y madera. Mucho delivery y sin tanto glamour del Soho, pero con una calidad de producto que sorprende desde el primer mordisco de una de sus hamburguesas.

Cuentan entre sus filas distintivas el clásico de la comida callejera venezolana: Los Pepitos, que son sándwiches con ingredientes principales de carnes o fiambres acompañados con abundantes rellenos de vegetales, salsas y todo lo que la imaginación del cocinero haga entrar en unos panes (entre baguetines y pan francés) abiertos a la mitad para rellenarlos hasta casi estallar, para luego sellarlos en papel a modo de rollo de sabor múltiple. El resultado es eso, sabor que invade la boca del comensal. HJ los presenta en versiones de carne, pollo o carne- pollo-cerdo todo a cuchillo, acompañados con lechuga, tomate, queso, cebolla, panceta, papas pay y salsas varias (bomba), en un pan de buena calidad con la crocancia justa. Algo muy sencillo pero muy logrado y casi único por estas latitudes del cual pueden comer dos personas tranquilamente. Aplausos.

Si a esto le sumamos sus salsas caseras para enriquecer el plato como la sublime de choclo, de berenjenas, kechup y mayo, el deleite sube de nivel.

Por otro lado, no tan afamadas ni con un sequito de aduladores propagandiando o haciendo filas incansables, sus hamburguesas (ojo que siempre vienen con queso, cebolla, lechuga y tomate, aunque sea Cheese Burger, valga la aclaración, por lo que hay que pedir que saquen ingredientes si no les simpatizan) son de muy buena faena, de 180 gramos de buen sabor a carne de gramaje excelente, con calidad en el queso y la panceta y con un pan de primera. Pueden salir simples, dobles o triples y se pueden sacar o agregar ingredientes al igual que los pepitos. Todo ejecutado en vivo tras un vidrio que muestra toda la cocina. La definición de las papas fritas: ricas.

Disponen de aguas, gaseosas y cervezas para acompañar.

A veces hay solo propagandas, o calidad y falta de humildad, en HJ Burger se combina la calidad con la humidad, y con la originalidad, con pocos productos, pero cuidados y respetándolos al detalle. Una grata sorpresa y constancia de las varias veces que fuimos, por eso lo recomendamos ampliamente para que hagan su propia experiencia, otra y sin tanto populismo de por medio.

****

HJ Burger & Griddle

Araoz 2403 (Palermo)

CABA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s