cervecería, hamburguesas, Uncategorized

KEVIN BACON: el rey del bacon en el Soho

 

IMG_20181207_201343425

Palermo Soho, Hollywood,  Queens y no sabemos cuántos chamuyos más para designar geografías y modas que categorizan y nomenclan a este barrio porteño (de los más concurridos y grandes).

Kevin Bacon es un actor de Hollywood, no de Palermo. Un norteamericano que protagonizó múltiples films y tienen un llamativo apellido que es a la vez un ingrediente vital en la composición de una hamburguesa.

IMG_20181207_202227516

En Palermo hay un montón de espacios de comida de distinta índole; además se siguen abriendo opciones, y en líneas generales los que sirven buenos productos, hechos con concepto gastronómico, atención de jerarquía y buena relación precio-calidad, son los menos. Específicamente hablando de la zona del Soho, los locales brotan día a día y se imponen casi siempre por una cuestión de novedad más que por servicio o producto; muchos ofrecen cervezas y gente bebiéndolas fuera, otros ofrecen hamburguesas con decenas de personas haciendo cola para una Burger que tiene más fama y marketing que calidad, y otros, sirven una atención “a cara de perro” que, más que seducir, ahuyenta, aunque a otros los atrapa porque se les considera “cool”.

IMG_20181207_202758837

Las aperturas de hamburgueserías son una celebración para influencers, pero también un riesgo, una aventura que se debate entre copiar y ser más de lo mismo u ofrecer productos con poco asesoramiento o demasiado lanzados. Un caso excepcional de hace muy poco tiempo es Kevin Bacon, una hamburguesería que cuenta con pocas semanas de apertura, pero a nuestro parecer ya está pisando fuerte.

IMG_20181207_201334072

El por qué de esta aseveración es muy sencilla, un gran producto de pattys de 110 g smasheados (aplastados con espátula para una mejor caramelización), con un buen sabor, levemente parrillero, muy buenos toppings abundantes, un gran pan estilo brioche esponjoso y con sabor, y fundamentalmente una atención al público insuperable (tan simple pero difícil de encontrar).

Las hamburguesas vienen dobles o hasta triples; están las típicas con lechuga, tomates; las cheeseburger; las que tienen cebolla crispy o cruda como las más tradicionales; pero también tienen las de segmento blue que además de queso azul le agregan cheddar, rúcula, cebolla frita y alioli; hay otra estilo Wisconsin con manteca provenzal, otra tipo mexicana con pico de gallo, palta frita, mayo de chipotle y de todo; una original de mac & cheesee tan de moda en Australia y USA; una de BBQ Jack con aros de cebolla y hasta una vegetariana de guisantes con hummus y una de pollo rebozado. Todas muy bien armadas y logradas.

El menú se cierra con ensaladas, pollo frito rebozado con especias y salsas, papas fritas tuneadas con quesos, mac & cheese, carne, etc.

Para beber hay cerveza tiradas, gaseosas y aguas.

El pedido se hace en la caja y se retira luego de que suena el bíper que te entregan.

IMG_20181207_202025809

Nosotros probamos la Kevinator y la #KevinBacon, esta última con doble cheddar, doble bacon, cebolla morada, cebolla crispy y salsa KB: muy buena, carne suave, con gran gusto y gramaje, el queso presente, la panceta de calidad y una salsa interesante pero no invasiva. La única crítica es que, pese a que el pan era bueno y sostuvo bastante, la sección de abajo se mojaba mucho (quizás demasiado) por los jugos que soltaba la Burger, pero igualmente es una excelente hamburguesa. Algo parecido sucede con la Kevinator: doble cheddar, doble bacon y alioli, de gran factura y sabor (con menos suelta de jugos). Ambas vienen con sendas porciones de papas onduladas de buen sabor y crocancia.

IMG_20181207_203300656IMG-20181212-WA0007IMG-20181212-WA0008IMG_20181207_203054008

El lugar, amplio y despojado, minimalista en amarillos, grises y negros, con un primer piso en la misma sintonía, con banquetas y sillas (de madera y hierro típicos, altas y bajas) bastante cómodas. Buen ambiente y música acompañan.

IMG-20181212-WA0006IMG-20181212-WA0005IMG_20181207_202158426IMG_20181207_202154808IMG_20181207_202116325IMG_20181207_202041990

Lo importante es que el producto final es muy bueno y casi tan importante es que la atención es excelente, son agradecidos de las opiniones, cuidan que la gente se vaya satisfecha y vuelva y claro que volveremos siempre con tan buena experiencia. Las modas, las largas colas, las caras largas no siempre son efectivas. Las buenas hamburguesas de Palermo Soho están en Kevin Bacon que de gastronomía saben y bastante, otros se quedarán en moda y nada más que eso.

 

*****

Kevin Bacon

Gorriti 4788 (Palermo)

CABA.

logo

bar, cervecería, coctelería, comida internacional, hamburguesas, Uncategorized

KLUB POLACO: el finger food de Europa del este

IMG_20181202_225743612

En la tierra del asado aprendimos, ya hace un tiempo, a comer sushi, hummus, sabemos lo que es un taco, nos deleitamos con los dumplings y muchos centenares de recetas étnicas que con la globalización fueron acercándose a nuestro régimen criollo e inclusive ampliándolo. Quizás lo más destacado de los países de Europa central y del este es el chucrut y el goulash, los cuales son compartidos por varias naciones de esa geografía. Pero ¿sabemos qué es un placki, una zapiekanka o los pierogi? Estas comidas son recetas tradicionales de Polonia y se pueden degustar en el Klub Polaco de Palermo, un patio cervecero casi oculto engarzado entre un centro comunitario y el propio club rojiblanco.

IMG_20181202_214127485_BURST000_COVER_TOPIMG_20181202_214117383IMG_20181202_214123483IMG_20181202_215932175IMG_20181202_225516925IMG_20181202_225712121IMG_20181202_225717040IMG_20181202_225748545

La entrada es un gran pasillo anexado al edificio de la Unión de los Polacos de La República Argentina, y al fondo se abre, a modo de abanico, un patio rodeado de plantas estratégicamente dispuestas y en su centro un árbol de mandarinas regocija el lugar. Aquí se depositan sillas y mesas altas bien cerveceras, mesas ratonas apuntaladas por barriles a modos de sillas, guirnaldas de luces, mesones, más sillas, aire libre y mucha onda. En la galería interna que circunda al patio se encuentra una amplia barra por donde se solicitan y entregan los pedidos. Hay múltiples espacios con sillones, mesas bajas, altas, silla a la barra, luces acogedoras y bien situadas, una decoración de paredes rojas y murales, afiches musicales, y muchos guiños a la vieja época comunista de Europa del este. La música es muy interesante, indie, rock, etc., recorre el aire al igual que la tranquilidad del lugar bien adentro y alejado del barullo palermitano.

IMG_20181202_223848595IMG_20181202_223855128IMG_20181202_224753312IMG_20181202_225509493IMG_20181202_214853218IMG_20181202_214828260IMG_20181202_214825909IMG_20181111_125833322

La carta fluctúa entre cervezas tiradas, porrones y latas de múltiples países, tragos de autor, gaseosas y aguas (nos quedamos con ganas de la sidra tirada). En cuanto a la comida el menú se acentúa en tres grandes aspectos, las Zapiekankas (mitades de baguettes que surgieron en los 70s con la crisis de la viaja URSS y siendo un plato económico con pan untado con manteca que se le encimaban champiñones, quesos, todo al horno y luego se salpicaba con kétchup, pudiéndose encontrar luego muchas variantes), plato casi nacional y distintivo de la vieja Polonia y muy tradicional actualmente por su estilo de comida al paso compartiendo el mismo segmento quizás que los sándwiches y las pizzas. Pedimos el Krakow que sale con tomate, salchicha polaca, pepino encurtido y chucrut. Rica, quizás un tanto escasa de ingredientes, con una gran baguette suave y sabrosa. La Hell Chicken, con pollo saltado, salsa picante, muzzarella y verdeo, era monumental. Y la Clásica con champiñones saltados, parmesano y perejil logró que termináramos siendo fanáticos de estos platos. El pan es excelente y de calidad.

IMG_20181202_220828595IMG-20181202-WA0011

Pedimos también unos Pierogi: una clase de empanadas hervidas rellenas con chucrut, papa y carne, servidas con salchichas saltadas. Interesantes, pero hay que acostumbrarse al sabor avinagrado y ácido típico de esas latitudes.

IMG_20181202_220823964

Tienen bastante variedad de hamburguesas, clásica con lechuga y tomates, estilo americano, estilo francés, y varias más (todas de 170g y acompañadas con papas fritas), pero pedimos la Poslki con 60 % carne y 40 % cerdo. El medallón venía con queso Holanda, chucrut y pepinos, con un pan decente (pero podría mejorar) daban una combinación que nos sorprendió; el gramaje era correcto, poco amasado, buen punto y verdaderamente delicioso (con ese acento del cerdo) e interactuaba muy bien con los sabores encurtidos que contenía (otra vez un gusto al que el argentino medio no está acostumbrado). Muy recomendable y seguramente iremos a probar las otras que pese a ser una cervecería se abren paso con buenos productos y un tanto exóticos.

IMG_20181202_220906151IMG_20181202_221133135

La única contra fueron las papas fritas, tanto las que venían con la Burger como las que pedimos con queso cheddar-verdeo-panceta, parecían sobre cocidas, un tanto secas, verdaderamente flojas. Pero seguro pueden mejorarlas.

IMG-20181202-WA0013

También hay otros platillos finger food como los nugget de pollo, bastones de queso, bagel dogs y su tradicionales Placki de papa (croquetas de papa fritas) que quedaran para una próxima ansiada visita.

IMG-20181202-WA0018

En definitiva, un lugar que nos sorprendió mucho, por su tranquilidad, por su decoración, por su patio casi único y apacible, por la buena atención, los precios razonables y por un menú escueto pero muy propio. Si buscan lugares distintos, propuestas diferentes a las hamburguesas, tacos y ahumados (que tanto sobran) prueben en el Klub Polaco donde tendrán nuevos aires y podrán probar la tradición y un poco de la añoranza de la vieja Polonia en pleno siglo XXI.

 

****

KlubPolaco

Jorge Luis Borges 2076 (Palermo)

CABA.

logo