café, Uncategorized

ÖSS KAFFE, la arquitectura del café

 

IMG_20180331_112518602

Una cafetería invadida por jazz que inquieta mansamente el tiempo. Un café que se escabulle en el diseño admirable. Aquí hay vanguardia. Un café para todos los gustos, porque si elegís filtrados, capuccinos, lattes, cold brew o espresso los hay, pero también hay más. Una carta simple pero directa. ¿Vos qué tomás?

IMG_20180331_112543463IMG_20180331_112541047

Armado de un ventanal y diseño avant, un garaje cuadrado en su geometría que mutó hacia un café de especialidad al mejor estilo europeo o americano, donde en un espacio acajonado y una barra abierta ocurre la hermosa arquitectura del café. Anaqueles, libros, cafeteras de filtrados, un Universo en escasos metros…

IMG_20180331_111416057_BURST000_COVER_TOPIMG_20180331_111419991

Como retazos de arte distribuidos por los rincones se gesta la amalgama del diseño estructural que embelesa los ojos mientras bebemos como se prepara nuestro amado brebaje (muy en vivo, muy cara a cara).

Y no estamos en el parisino Bercy ni en las cercanías de la Piazza Navona. Un tren nos atraviesa. Nos sacude. Nos despierta en la periferia del más acá.

IMG_20180331_111412313

Su dueño Fernando prepara y comercializa el tan bueno y conocido café Puerto Blest. Hay Nicaragua (nanolote exclusivo, variedad Javánica), tan rico como equilibrado. También un Colombia de 2100 m. que en filtrados (lo probamos en V60, construido por el dueño quien explica la receta paso a paso) es un manjar de miel, frutos y granos. También había Honduras y cada tanto llegan otros orígenes.

IMG_20180331_105954701

Para acompañar bollería potente y delicada, torta galesa de singular ricor. Panes de semillas e integrales, roles, panes de queso, etc.

Una Appia II de Simonelli es la nueva integrante de la familia del cafecito de la cortada o paso a nivel, según evolucione el tiempo. Por al lado pasa otro tren, por adentro el café recorre nuestras vías.

IMG_20180331_110554812IMG_20180331_111041200

A veces transcurre la intrincada arquitectura del arte, a veces suenan clarinetes invitados, bandoneones hurgadores de oídos, algún trovador de mundos y decidores de palabras. También se gesta el espacio para los cursos y las demos. Hay tiempo (suspendido, armónico, lento, paciente) para contar historias. Cuentos sobre sueños y aromas de café recién enhebrado.

Aquí, en Öss Kaffe, donde ocurre día a día la sorprendente arquitectura del café.

 

*****

Öss Kaffe

Franklin D. Roosevelt 1894 (Belgrano)

CABA.

logo